FIESTADEBODAS.COM

El origen del ramo de la novia EL BOUQUET: ALGO MÁS QUE SUPERSTICIONES

27/07/2016
MARYNEE SALAS MARYNEE SALAS
EDICIÓN: ENTREFIESTAS

Alguna vez te has preguntado ¿por qué la novia lleva en sus manos un hermoso ramo de flores durante su ceremonia matrimonial? En este post te enterarás del origen de esta tradición y los diferentes significados que puede tener el bouquet en este día tan especial.

El origen del ramo de la novia - El bouquet: algo más que supersticiones

El ramo de flores es un elemento indispensable del ajuar nupcial, permitiendo a la novia irradiar feminidad y romanticismo. En la antigüedad, se creía que las novias cargaban manojos de ajo, eneldo y otras hierbas para alejar a los malos espíritus y atraer las energías positivas a su matrimonio. Con el pasar del tiempo, las novias añadieron flores aromáticas para disfrazar el ajo y así evitar el desagradable olor. A cada flor se le fue atribuyendo un significado; algunas simbolizaban fertilidad, otras inocencia o amor eterno.

El origen del ramo de la novia

Durante el siglo XIX, Europa impone la moda de que la novia debe llevar un ramo de flores. Cada una de ellas eran elegidas por sus distintos significados o por el “lenguaje de las flores” llamado así porque llevaban un mensaje secreto relacionado a los amantes. Actualmente, el bouquet es mucho más que un simple elemento tradicional, complementa a la novia con un sello de identidad.

El origen del ramo de la novia

¿POR QUÉ LA NOVIA LANZA EL BOUQUET?

Se dice que el lanzamiento del ramo de la novia, fue el reemplazo de la tradición de cortar la liga; ya que la novia siempre se sentía perseguida por todos los hombres que intentaban quitarle el liguero; con el tiempo se adoptó por arrojarlo; hasta que definitivamente se aptó por lanzamiento del bouquet  de la novia.

El origen del ramo de la novia

El lanzamiento del bouquet es una tradición originaria de Francia y consiste en que la novia lanzan el ramo como un acto gracioso y supersticioso que consiste en que la mujer que atrape el ramo tendrá mucha suerte y será la próxima en casarse. Para participar en esta actividad, las damas tenían que estar solteras; permitiéndoles a los hombres que se encontraban en la ceremonia, saber qué chicas estaban disponibles.

Comentarios